La fotografía no puede cambiar el mundo, pero sí mostrarnos su crudeza“.

(Marc Riboud, fotógrafo)

martes, 7 de abril de 2009

La niña de Ayod

Kevin Carter hizo al mundo estremecer cuando vio esta fotografía, después todos continuaron con sus vidas excepto el mismo Carter.
En 1994, el genial fotógrafo documentalista sudanés Kevin Carter ganó el premio Pulitzer de fotoperiodismo con una fotografía tomada en la región de Ayod (una pequeña aldea en Sudan), que recorrió el mundo entero. En la imagen puede verse la figura esquelética de una pequeña niña, totalmente desnutrida, recostándose sobre la tierra, agotada por el hambre, y a punto de morir, mientras que en un segundo plano, la figura negra expectante de un buitre se encuentra acechando y esperando el momento preciso de la muerte de la niña. Cuatro meses después, abrumado por la culpa y conducido por una fuerte dependencia a las drogas, Kevin Carter se quitó la vida.

2 comentarios:

Bendik art dijo...

No del todo cierto, la niña estaba haciendo sus necesidades a las afueras de un centro para personas con problemas graves de desnutrición, los buitres eran una costante por esa zona, y Carter, fuera aparte de sus problemas con las drogas, parece que no pudo superar una ruptura sentimental. Saludos y buen blog

Cucaracha Sabiönda dijo...

En realidad hay diferentes versiones de lo que Carter fotografió, creo que nunca -o en muy contadas ocasiones- habló de ésta imagen, pero lo cierto, es que estuviera haciendo sus necesidades o no la niña está visiblemente desnutrida y es bastante probable que no hubiera resistido mucho mas. Y el suicidio, bueno, supongo que en realidad se debió a un cúmulo de cosas.